Teléfono y Correo

(276)3942861, mejor entre las 7 y 9 pm

clubsocialtorbes@hotmail.es



Palabras del Licenciado José Ernesto Becerra Golindano, Presidente de la Academia de Historia del Táchira, como Orador de Orden en el Acto Conmemorativo del Primer Centenario del Club Torbes, de Táriba, el 12 de septiembre de 2011

Hace un siglo un grupo de caballeros se reunió para crear el Club Torbes, este Acto los recuerda y los honra.

Reciba la Directiva del Club Torbes mi agradecimiento por la honrosa designación para llevar la palabra en irrepetible ocasión. Estoy seguro de que alguno se les acercó para manifestar su preocupación por la temeraria decisión de encargar a alguien que disfruta los caminos de la historia como Orador de Orden. Para precisar las cosas me permito anunciar que pienso que se dice mas hablando menos.

Hace un siglo Táriba estaba más lejos de San Cristóbal que hoy en día. Actualmente, entre las últimas casas del Coconito al sur de la ciudad y las más cercanas del sector El Lago, hay menos de 500 metros. En aquellos tiempos la distancia entre la Perla del Torbes y la Villa de San Cristóbal era alrededor de una Legua. Esta última medida de longitud, la Legua, ha medido entre 4 y 7 kilómetros en diferentes oportunidades o lugares, pero entre sus orígenes era considerada la distancia que se podía recorrer a pié o en una cabalgadura a paso lento en una hora. Se atravesaban dos puentes de guaduas en el Torbes y en la Machirí, el resto era un camino real que podemos considerar paralelo a la Avenida Libertador y que encontraba a San Cristóbal en la zona del cementerio municipal. Y entre los fundadores del Club se encontraban los principales emprendedores de una ciudad pujante, que como nos recuerda su Cronista Oficial, el Licenciado Tirso Sánchez Noguera, tuvo Teléfono, Gabinete de Lectura y Entidad Financiera antes que la propia San Cristóbal.

En un modesto medio de comunicación taribense de la época, El Verbo, autodenominado Revista Quincenal, redactado por el Dr. Tito Sánchez, se encuentran dos notas que vienen a colación con lo que hasta ahora hemos expresado en estas palabras. La primera, en el ejemplar identificado con el número 17 del año 2, fechado el 23 de septiembre de 1911, en la portada y primera página leemos: “Puede decirse que actualmente no tiene el Táchira un buen camino que sirva satisfactoriamente para dar salida a sus producciones.  Los caminos de recuas se hallan en completo abandono, mas ha llegado el momento en que se nos presente al Táchira con todos los atractivos de quien se sienta lleno de vigor, y la ciencia y el trabajo sean puestos a su servicio, y tiene que surgir como el sol cuando asoma por el oriente, que se levanta para llenar con sus rayos de luz los horizontes de la tierra, la carretera que atravesará el corazón del estado, según la idea de su constructor, el Dr. Luís Vélez, ha recibido un impulso incontrastable porque el General Juan Vicente Gómez, alma de esta empresa redentora, quiere que la obra se realice en el más breve tiempo posible, y querer es poder, en las presentes circunstancias.” La segunda nota, en el interior del periódico, en su página 3, en la sección Vida Social, dice: “Según las circulares que hemos recibido, en San Cristóbal quedó instalado definitivamente el Club 19 de abril, siendo Presidente en ejercicio el Sr. José Antonio Baldó.  En esta ciudad se reconstituyó el que se llamaba Club Táriba, con la denominación de Club Torbes, y bajo la Presidencia del Dr. Sixto Cárdenas R. Presentamos nuestras gratulaciones a estos dos importantes Centros Sociales, con nuestros votos por su larga existencia.”

Son dos noticias que evidencian los intereses de la época. La primera trata sobre la que se denominará Carretera Central del Táchira, dirigida por Luís Vélez quien más adelante será Ministro y además Individuo de Número de la Academia de Ciencias Física y Matemáticas de Venezuela. Esta carretera, según trabajo inédito de Don Eliseo Zambrano, Cronista del municipio Vargas, empezaba en la zona de la actual Avenida Guayana, pasaba por Los Kioskos, Paramillo, Gallardín y Sabaneta. En San Rafael bajaba hasta el río Torbes, y un pequeño puente la encaminaba hacia Curazao y Palmira, luego por Palo Grande hacia Borotá desde donde descendía hasta Lobatera y después de pasar por Michelena y Colón, terminaba en Estación Táchira enlazando con el Gran Ferrocarril del Táchira. La vía fue inaugurada en 1914, y se hizo un ramal que bajaba por Arjona hasta Táriba, permitiendo no solo ir en vehículo hacia San Cristóbal, sino que permitió mejorar el traslado de personas y carga entre los diferentes puntos que atravesaba. La segunda da igual importancia al Club capitalino y al taribense, era noticia destacada para la colectividad de aquellos tiempos. Es necesario decir en honor de Tito Sánchez que su voto de larga existencia, en cuanto al Club Torbes, se está cumpliendo.

No deja de ser interesante que el Ing. Luís Vélez tenga que ver con las 2 notas de El Verbo. Lo encontramos entre los fundadores del Club y, siguiendo la excelente obra del Dr. Luís Hernández Contreras, Cien Años de Historia Tachirense, el 3 de diciembre de ese mismo año se inician formal y protocolarmente los trabajos de la Carretera Central, cito: “encomendada a los Ingenieros Luís Vélez y Horacio Castro”.

La pujanza de la Táriba que da a luz el Club Torbes puede medirse por el templo de Nuestra Señora de la Consolación. En aquella Perla del Torbes que tenía 8 calles y 8 carreras poco más o menos, se había empezado hacía 7 años la construcción de una nueva iglesia. Después de la modesta ermita de la casa de la Encomienda de Alonso Álvarez de Zamora y Doña Leonor de Colmenares donde la imagen se renovó milagrosamente el 15 de agosto de 1600, el padre Francisco Martínez de Espinoza dirigió la construcción del primer templo hacia 1690. Este fue destruido por el terremoto de Cúcuta de 1875, duró 285 años. El Párroco del momento, Pedro Nolasco Sánchez logró erigir un templo provisional de la mayor modestia. En 1904 llega como Párroco el Pbro. merideño Miguel Ignacio Briceño Picón quien inicia una nueva y enorme edificación, 7 años después en enero de 1911 tiene lugar la consagración canónica del nuevo templo que mide más de 60 metros de largo y más de 40 de ancho. Todavía quedaron algunos trabajos pendientes, por ejemplo, el 28 de octubre de 1915 llegaron los cielos rasos metálicos desde Filadelfia.

Otro hito de importancia, ocurrido poco después de la fundación del Club, es la llegada de los salesianos a Táriba para fundar un colegio. Las clases empezaron en enero de 1915, casualmente en esta misma cuadra donde se encuentra actualmente el Club Torbes. A finales de esa década se terminaría la hermosa sede que después de casi 60 años de ser un verdadero faro de sabiduría, cerró sus puertas por algún tiempo  y hoy está de regreso con nuevos bríos. 
Podemos señalar entonces que la segunda década del siglo pasado fue de una excelente calidad en cuanto a los retos que se propusieron los taribenses. Un gran Templo, un gran Colegio y un gran Club, todos en las primeras filas de esta comunidad un siglo después.

Ahora, revisados los papeles de la historia, vale la pena buscar la causa de esta eficiencia social. Cómo pudo este grupo de Taribenses asumir no solo su Templo, su Colegio y su Club, también son de la época la Plaza Bolívar inaugurada el 5 de julio de 1911, y por supuesto el ya mencionado ramal de Táriba a la carretera Central, por Arjona.

Quizá nos pueda ayudar el Doctor Antonio Pérez Vivas, Gobernador del Estado Táchira entre 1950 y 1958, quien por cierto en esa época era asiduo visitante de este Club, atraído especialmente por las dos canchas de Bowling, únicas del Táchira, deporte al que era muy aficionado. Escribe el Dr. Pérez Vivas en su ensayo Psicología Tachirense y Desarrollo, de 1966, cito: “Porque en mi concepto fueron las virtudes, la capacidad de reflexión y de elaboración mental, la riqueza anímica, la reciedumbre de espíritu, el coraje para soportar la desgracia, la aplicación al trabajo, la cohesión social y la virilidad (empleada esta palabra como antónimo de senilidad), lo que exaltó a los tachirenses a posiciones de primer plano”. Fin de la cita.

En su cotidiano trabajar y desde temprana formación parecía existir en los tachirenses una sorprendente tendencia a emular otras concepciones, otro modo de hacer las cosas, y decimos sorprendente porque si hacemos la comparación con nuestro tiempo, la oferta y facilidad de acceso a la información de aquellos tiempos era muy inferior. Sin embargo, Arturo Guillermo Muñoz, quien a pesar de sus apellidos es norteamericano, en su Tesis Doctoral “El Táchira Fronterizo”, donde estudia la realidad tachirense que lleva a los habitantes de estas tierras a instalarse en el poder durante casi medio siglo, dice: “La élites educadas del Táchira, con los ojos puestos en una visión idealizada de la sociedad europea como modelo de civilización”.  Es interesante observar como Colón y Michelena, ambas desarrolladas desde mediados del siglo XIX en adelante, tienen calles y aceras amplias y geométricamente trazadas, como ya se veía en Europa.
Debo aclarar que no se trata de un simple espíritu de imitación o de ausencia de ideas. Muy al contrario, es el alto grado de conciencia de aquel tachirense el que le permite entender que algunas soluciones ya estaban presentadas en otros países. Para reafirmar esto podemos seguir al Dr. José Pascual Mora García, en su obra Cofradías de La Grita, quien observa: “El Ser tachirense  lo define la pertenencia a una sensibilidad colectiva, a una memoria colectiva; lo designan la estructuras cognitivas pero fundamentalmente los hábitos psicológicos y morales, las creencias profundas, la visión del mundo y de la vida, así  como el dominio afectivo”. Se trata pues de un tachirense cuyas bases parecieran homologadas a la mayoría de los ciudadanos permitiendo remar a esa mayoría, si no a todos, en la misma dirección. Esta situación es especialmente importante si consideramos que no existía la uniformidad política, demostrando la posibilidad de convivir y progresar a pesar de los disensos.

Los componentes que explican de manera sencilla nuestra sociedad tachirense podemos seguirlos guiados por el eximio verbo y exquisita pluma del Decano de la Academia de Historia del Táchira, Monseñor Raúl Méndez Moncada. En su recopilación titulada Páginas de Historia Civil y Eclesiástica de Venezuela, verdadero tesoro literario publicado por la Biblioteca de Autores y Temas Tachirenses, en el capítulo sobre Manuel Felipe Rugeles nos recuerda: “Ah! Las familias de esa época como vivían las enseñanzas de Cristo, cumpliendo con la ley de la caridad. Cómo esas madres buenas inculcaban en el de sus hijos el amor al prójimo!. Cómo se vivía un cristianismo auténtico, expresado en piadosas devociones, en bellas imágenes colocadas en el altarcito de la casa!. Cómo al ritmo del trabajo se inculcaban a los hijos las grandes virtudes ciudadanas y los principios de la honradez y la responsabilidad! Esos hogares han hecho grande al Táchira. De allí han salido hijos que han sido orgullo de esta tierra y han dado grandes aportes a la Patria.” Al hacer la lista de chequeo de las expresiones anteriores podemos ver algunas de las costumbres que hemos perdido, se tachan de aburridas, de camanduleras y cuantos epítetos puedan decirse, pero cuanta falta nos hacen.

También cita Monseñor Méndez un poco más adelante al poeta, en verso. Lo dice tan bien que no resistí la tentación de copiarlo para leérselo a ustedes. Tal vez a los más jóvenes no les diga mucho, pero estoy seguro de que en los que somos menos jóvenes algún recuerdo aflorará en los sentimientos. Habla Rugeles padre con su hijo y le dice:

A mis cincuenta años, hoy te traigo hijo mío
Parte de los asistentes
A conocer los viejos caminos de mi aldea
Y a sentir en la viva transparencia del aire
La voz de las cascadas, el rumor de los pinos,
Y el aria incontenida, versátil de los pájaros
Que cruzan por el círculo vesperal de su valle.

Si fuera en aquel tiempo, hijo mío,
Te hubiera convidado a mirar el almendro
Que iluminaba el patio familiar de mi casa;
A buscar mariposas o a desprender orquídeas
Y nidos de azulejos de los más altos árboles
O tal vez a bañarnos en el pozo de un río
Cantarino y celeste como la misma aldea.

Existe la posibilidad de que cualquiera de nosotros, ubicado en las últimas tendencias de la tecnología y con una conveniente dosis de pragmatismo, vea cursis o bobaliconas estas expresiones. Yo me atrevo a decir que representan parte de la vida de varias generaciones que dirigieron al país.

Cuando se terminen los festejos de los cien años, dejaremos de mirar con tanta intensidad el pasado y tendremos que buscar los caminos a recorrer en el futuro. Caminos que ya se recorrieron, si, pero que habrá que volver a caminar. Especialmente los de la convivencia, los que nos permitan trabajar y progresar juntos. Y uno de esos caminos bien puede pasar por el ya Centenario Club Torbes, ambiente promotor de emprendimientos del pasado, lugar de reunión de los más proactivos, y trocarlo en torbellino de ideas algunas de las cuales podrán ser llevadas a proyectos. Y si no es así, al menos este Club seguirá siendo templo de la amistad entre los individuos, entre las familias, entre todos.
Recordemos  el lema del Club, y con esto termino, Dios y Unión!

Galería de Fundadores.

Haga click en la foto de la Galería para ver las fotos de los Fundadores individualemente

Acto del 15/09/07


Inicio del Acto, los directivos:
Humberto Ruiz C. (Presidente), Alvaro Moros (Vicepresidente) y Alfonso Medina (Vocal)

PROGRAMA DEL ACTO DEL 96º ANIVERSARIO DEL CLUB TORBES

Himno Nacional, interpretado por la Banda Municipal.

Apertura del acto a cargo del Dr. Alvaro Moros (Vicepresidente).

Intervención de la Banda Municipal.

Presentación del grupo Intertango, dirigido por la Profesora Anita Byrne.

Palabras del Presidente, Humberto Ruíz C.

Presentación del Himno al Club Torbes

Entrega de Reconocimientos

Presentación del grupo Intertango, dirigido por la Profesora Anita Byrne.




Presentación

Hace algunas semanas recibí la invitación del respetado Consorcio y amigo Sr. Lacides Moros, para que nos entrevistáramos en su residencia de Palmira.

Al acudir a la convocatoria me entregó un ejemplar del díptico que emitió el Club en Enero de 1955, con ocasión de un homenaje al Gobernador del Táchira, Dr. Antonio Pérez Vivas. En este díptico, se encuentra la Partitura y la Letra del “Himno al Club Torbes”, letra, del periodista e historiador Ítalo Ayesterán y música, del maestro Marco Antonio Rivera Useche. Para ese entonces el Presidente del Club era el Dr. Alberto López Cárdenas.

Inmediatamente me di a la tarea de buscar quién interpretara este bello Himno, para que todos los consocios disfrutáramos de él como lo hacían en épocas anteriores. Todo en honor al 96º Aniversario del Club, también aprovechando para entregarles la lista de los Presidentes en cada uno de los 96 años de su existencia.

Recurrí al Prof. Nicolás Porras conductor general de la Banda Municipal de Táriba, a quien le expresé mi inquietud. El Prof. Nicolás Porras, por tener dentro de su alma la música, no dudó en brindarme su apoyo y junto al Prof. Anselmo Medina, quien realizó los arreglos, se logra con éxito la interpretación del Himno que esta noche vamos a escuchar.

El CD que vamos a hacer entrega a los consocios, es un demo o maqueta electrónica, que se diseñó para obtener el formato para banda, y su arreglo (que posteriormente será grabado por la Banda Municipal), conteniendo también otros temas musicales tachirenses. Aprovecho para agradecer al Consocio Licenciado José Ernesto Becerra Golindano, el diseño y elaboración del CD, del díptico y los otros impresos que entregamos esta noche.

Espero que este esfuerzo, nos lleve a revivir lo que en sus estrofas nuestros antepasados nos legaron como herencia, para tener siempre en alto nuestro SLOGAN.... ¡ ¡ ¡ ¡ DIOS Y UNIÓN!!!!.

Humberto Ruíz Colmenares

Presidente


Los socios presentes y sus hijos bautizan el Cd


El Cd


Banda del Municipio Cárdenas

ALGO DE HISTORIA

En la época respectiva presidía la Directiva del Club el Socio Honorario Dr. Alberto R. López Cárdenas, quien en la noche del catorce de agosto de 1954, hace ya 53 años, al descorrer la cortina colocada al efecto, develó la GALERIA DE LOS SOCIOS FUNDADORES ALLÍ ORGANIZADA, ceremonia esta cumplida a los acordes del HIMNO AL CLUB TORBES (Que igual a la Galería quedo inaugurado), y fue ejecutado por la BANDA OFICIAL DEL ESTADO TACHIRA que actuó con su Director, el Maestro Marco Antonio Rivera Useche, que conjuntamente con el Socio Don Italo Ayestarán, son los autores de la música y de la letra de dicho Himno.

En tal forma y desde esa fecha, víspera del Día de Nuestra Señora de la Consolación, Patrona de la Ciudad y Reina del Táchira, quedaron inaugurados la Galería de los Fundadores y el Himno al Club Torbes. Y de tal Himno, esa misma noche, el presidente del Club obsequió a los socios asistentes una copia impresa de la Partitura original de dicho himno, uno de los tres simbolos de la Institución.

Italo Ayestarán

Nació en esta ciudad de Táriba el 14 de julio de 1914 y falleció en Caracas el 10 de Octubre de 1990, con una edad de 76 años. En su amor a esta su ciudad nativa se destacó por su obra “Táriba en la Historia del Táchira, editada en 1951, y como Orador de Orden en la Sesión Solemne que en el Club Torbes realizó el Ayuntamiento de la Ciudad el sábado 31 de octubre de 1981, dentro de los actos conmemorativos por el Centenario de la designación de éste Distrito con el nombre de Cárdenas. También fue el Orador de Orden en el Acto Público que en la Plaza Bolívar citadina realizó el Concejo Municipal de esta entidad el 24 de julio de 1983, con ocasión del Bicentenario del Nacimiento del Libertador. Al igual lo hizo a nombre de su lar nativo y en Caracas, en en Salón Especial de la Gobernación del Distrito Federal, en la mañana del 29 de mayo de 1987, en el Acto para rendir honores a la señora Doña Ilia Rivas de Pacheco Cárdenas, ante su deplorable fallecimiento y previo al traslado del cadáver para inhumarlo en Táriba.

Don Italo fue hijo de la Señora Mercedes Ayestarán, oriunda de Táriba y Dama vinculada al ilustre procer de la Independencia Comandante Toribio Ayestarán, Padre de la Señora Doña Isabel Ayestarán Armenteros, esposa del Dr. Santiago Briceño, y familiar valientes Comandante Francisco Ayestarán Armenteros y Coronel Esteban Ayestarán Armenteros, este último allegado familiarmente tanto a la Señora Madre del distinguido caballero y profesional Maximiliano Vasquez Ayestarán y a la Señora esposa del recordado J. J. Mora Figueroa, destacado tachirense fallecido. Y según lo anota Don Italo en las páginas 104 y 105 de su libro, su padre fue el Señor Don Atilio Paolini, Fotógrafo, Pintor, Dibujante y persona socialmente muy apreciada.

Marco Antonio Rivera Useche

Nació en San Cristóbal el 19 de junio de 1895 y murió en la misma ciudad el 15 de julio de 1990. Fue hijo de Belisario Rivera Cuellar y de Eloísa Useche, por lo tanto, descendiente de la familia de músicos y monitores sociales iniciada en el Táchira por el barinés José María Rivera y la colombiana María Rita Cuellar. Su padre y sus tíos, Hermenegildo Demetrio y José María fueron integrantes de la famosa banda de los Cachacos. Fue primo, en primer grado, del malogrado compositor José María Rivera Carreño, y en segundo grado, del compositor Luis Felipe Ramon y Rivera. Fue Compositor. Bombardinista. Director de Banda.

Inició sus estudios musicales con el bombardinista y director de banda italiano Nicolás Costantino en la ejecución del bombardino o fiscorno barítono. En 1913 ingresó a la Banda del Estado y fue discípulo de Leopoldo Martucci. Durante un breve período viaja a Maracaibo y se relaciona con las organizaciones musicales de esa localidad. Regresa a San Cristóbal y continúa su labor en la mencionada banda, hasta 1919. Cuando decide junto a un grupo de colegas exiliarse en Colombia. Viaja de nuevo a la capital zuliana, invitado por el nombrado Leopoldo Martucci, quien se encargó de la reestructuración de la banda de esa ciudad. En 1926 funda la Orquesta San Cristóbal, luego la Orquesta Clásica Internacional y se encarga de la dirección de la Banda Infantil San Juan Bautista por sugerencia del sacerdote Pedro Pablo Maldonado. El 21 de junio de 1929, el general Pedro María Cárdenas, Presidente del Estado Táchira lo designa, Director de la Banda del Estado.

Su recia personalidad, su don de gentes, su alta exigencia estética y su disciplina personal le condujeron a ser ejemplo a emular y se ganó el respeto y la consideración de la sociedad de San Cristóbal, la cual tenía en la llamada Banda del Estado uno de sus emblemas de orgullo. Viaja a los Estados Unidos en 1952 y logra que el gobierno regional presidido por el doctor Antonio Pérez Vivas, adquiera un completo instrumental y un vasto repertorio el cual fue renovado cuarenta y cinco años después.

Recibió las siguientes condecoraciones, entre otras: Orden Francisco de Miranda en su tercera clase, 1951; Pergamino de Oro del Concejo Municipal de San Cristóbal, 1954; Condecoración del Ejecutivo del Estado Táchira, 1954; Condecoración del Salón de Lectura de San Cristóbal, 1954; Condecoración de la Asamblea Legislativa del Estado Táchira, 1954; Condecoración de la Academia de Música del Estado Táchira, 1954; Condecoración de la Dirección de Educación del Táchira, 1963; Condecoración del Día del Trabajador, 1965; Orden Andrés Bello en su Segunda Clase, 1969; Orden Francisco de Miranda en su Segunda Clase, junio 1972; Orden 21 de Septiembre de 1864 de la Asamblea Legislativa del Táchira, 1976; Emblema de Oro de la Ciudad de San Cristóbal, 1981; y Réplica de la Llave de la Ciudad de San Cristóbal, 1984

PARCIAL CATÁLOGO DE LAS OBRAS DE MARCO ANTONIO RIVERA USECHE:

OBERTURAS: La Villa y La Muñeca Bailarina (ésta última dedicada a la Banda Filarmónica Experimental, 1986) BAMBUCOS: Racimo de Pomarroso; Mañanitas Navideñas; Canto al Uríbante. CANCIONES: Qué es amor; I will not forget you, never; La bella y dulce sobrina. CONTRADANZA: Cuatricentenario. FANTASÍA DE CONCIERTO: Llano y Montaña. FOX TROTS: Demócrata Sport Club; Danubio Azul; Five o'clock tea y Salambó. GALERÓN: Qué feliz! Qué feliz!, HIMNOS: Himno Del Salón de Lectura; ¡Salud! San Cristóbal (Himno de la Ciudad de San Cristóbal, compuesto en 1961 y decretado oficialmente como tal en 1968); Himno de las Granjas Infantiles; Himno a monseñor Fernández Feo; Himno a la Escuela de Música de San Pedro del Río; Canto al Señor del Limoncito, Guardián de la Ciudad. INTERMEZZO: Tardes de Primavera. JOROPO: El Chipi Chipi. MARCHA: Tracting Bous. PASODOBLES: Canillita; Claveles Tachirenses; Bajo el alegre cielo; Cielo Tachirense y El Demócrata. PASILLOS: San Crístóbal y Bellas ríopedrenses. SUITE: Tierra Nativa. VALSES: Noche de luna; Oro y amor; Arte y amor; Alborada campestre; Invitación al vals; Rayito de sol; Imitación; Irma; Aires de mi Tierra; Alegrías y tristezas; Adoración (dedicado a su esposa); María Eugenia; A ti y para ti; Noches Andinas; Norymar; Añoranzas; I dream of you last night; Mandolineandito; Bandolineandito; Tardes de San Cristóbal; Otoñal; y Ti ricordo, bella e dolce. VILLANCICO: Bienvenida Oh! Navidad y Bosquejo sinfónico sobre un villancico del siglo XIX.

Su música ha sido grabada por: la Estudiantina Li-Uni; Conjunto Típico Tachirense; Orquesta Típica Nacional; Aldemaro Romero y su Orquesta de Salón; Estudiantina Alma Tachirense; Alma del Táchira y Raíces de Venezuela, entre otras. Algunos de sus hijos incursionaron en la actividad musical: Norka Beatriz Rivera Moreno estudió piano en la Academia de Música. Se recibió luego como Licenciada en Letras. Marco Aurelio Rivera Moreno estudió violonchelo con Constantino Ferrari. Es Licenciado en Administración y Nelson Belisario Rivera Moreno estudió Bandoneón con Emilio Bigi y es un destacado pianista cultivador del Jazz como género musical. Es Licenciado en Relaciones Industriales y ha sido impulsor de diversas iniciativas culturales.

Fuentes: Diccionario de la Música en el Táchira del Dr. Luis Hernández Contreras, Datos del Lic. José Ernesto Becerra Golindano y del Dr. Alberto López Cárdenas



CLICK EN LA IMAGEN PARA AGRANDAR


Letra del “Himno al Club”

CORO:
Gloria al Club
generoso del Torbes
que de Táriba
es orgullo señero.
Gloria al Táchira
noble y valiente,
con su ejemplo
sublime y procero!

ESTROFAS:
Este Club
Brillante y discreto
que es cabal
expresión de cultura,
corresponde a la fama
de un pueblo
de sencilla y cordial
galanura.
En sus amplios
salones gentiles
toda noble inquietud
tiene su ambiente
y sus socios
conservan intactas
tradiciones
y glorias pasadas.

CORO:
Gloria alClub
generoso del Torbes
que deTáriba
es orgullo señero.
Gloria al Táchira
Noble yvaliente,
con su ejemplo
sublime y procero!

ESTROFAS:
Hombres fuertes
y dignos ejemplos
de virtudes
excelsas raciales,
levantaron insomnes
el templo
de las faustas
y sociales jornadas.

Bellas damas
que son exponentes
de la reza fecunda
y
creadora
con su grande
encanto y virtudes
el
ambiente
del Torbes decoran.

Grupo Inter-Tango

El Grupo Ínter-Tango se formó en la ciudad de San Cristóbal hace seis años y desde ese entonces viene presentándose en distintos eventos y veladas tangueras de la ciudad y también en Cúcuta, Colombia.

Ínter-Tango es el primer y único grupo de Tango en el Edo. Táchira, cuenta con su escuela: "Che, Tango" (la primera escuela de tango registrada en el país) donde los interesados pueden acercarse para aprender y desarrollar esta danza conocida también como el 2 x 4.

Está integrado por venezolanos, argentinos y colombianos, unidos por el interés, afinidad y pasión que embarga tan exquisito arte. El grupo como la escuela cuentan con Personería Jurídica.

Está dirigido por Ana Byrne, quién se formó como bailarina y docente en la ciudad de La Plata, Argentina. Reside en San Cristóbal desde hace siete años, dedicada a la enseñanza de esta sensual y exquisita danza: el Tango.

Elenco

Anita Byrne, Eduardo Amaya, Diana Espinet, Ornar Bulaccio, Guadalupe Ontiveros, Jorge Cuberos, Sonia Ortíz, Merilio Ontiveros, Ingrid Rodríguez, Pedro Rey, Invitados especiales de Danzas U.LA: Sandra Monsalve, Carlos Román

Dirección y Coreografía: Anita Byrne (Tlf. 0416 372 0423)

Programa

Primera parte

1 La Cumparsita tango

(Interpretado por la Banda Municipal de Cárdenas))

2 Desde el Alma vals

3 Malevaje tango

4 Adiós Muchachos tango

5 Yunta de Oro tango

Segunda parte

6 Tango y Toros tango

7 Caballo Viejo versión tango

8 A la Gran Muñeca tango

9 Tinta Roja tango

10 El Choclo tango

11 Milonga sentimental milonga

Fallecimiento del Socio Carlos Alfonso Nieto

La Junta Directiva del Club Torbes

Representando el sentir de los socios de la Institución, y


Considerando

Que el 27 de Julio del presente año falleció en esta ciudad el Licenciado Carlos Alfonso Nieto,


Considerando

Que este meritorio Docente tuvo una destacada carrera magisterial la cual ejerció con dignidad, ética y eficiencia en diferentes instituciones públicas y privadas,


Considerando

Que el Profesor Nieto fue un respetado socio de nuestro Club, destacándose por su consecuente participación y por haber integrado la Junta Directiva,


Considerando

Que como recto ciudadano gozaba de general estima y respeto en diferentes Instituciones a las que perteneció y apoyó, y por parte de personas de Táriba, San Cristóbal y otras localidades dentro y fuera del Táchira,


Acuerda

1º.- Solidarizarse con el duelo que embarga a la familia del Licenciado Carlos Alfonso Nieto

2º.- Izar a media asta la Bandera del Club y declarar duelo en la Institución durante 3 días

3º.- Hacerse presente en las honras fúnebres y dar lectura pública al acuerdo

4º.- Entregar copia protocolar del presente acuerdo a su familia.

Dado, firmado y sellado en Táriba, a los 27 días del mes de Julio de Dos mil siete.


La Junta
Directiva

Falléció el Consocio Carlos Durán

La Junta Directiva del Club Torbes

Representando el sentir de los socios de la Institución, y

Considerando

Que el hoy 8 de Enero del presente año falleció en la ciudad de San Cristóbal el honorable caballero Carlos Durán

Considerando

Que el extinto fue, Directivo, Presidente y socio consecuente y apreciado de nuestra Institución.

Considerando

Que durante toda su vida evidenció virtudes humanas destacándose su bonhomía, su condición de hombre trabajador y honesto, padre de familia, filántropo y respetuoso de las costumbres y las leyes

Considerando

Que este respetado ciudadano gozaba de la consideración, estima y respeto de diferentes Instituciones y personas de Táriba, San Cristóbal y otras localidades dentro y fuera del Táchira

Acuerda

1º.- Solidarizarse con el duelo que embarga a la familia de el Sr. Carlos Durán, nuestro consocio

2º.- Izar a media asta la Bandera del Club y declarar duelo en la Institución durante 3 días

3º.- Hacerse presente en las honras fúnebres, enviar una corona de flores naturales y dar lectura pública al presente acuerdo

4º.- Entregar copia protocolar del presente acuerdo a su familia.

Dado, firmado y sellado en Táriba, a los 8 días del mes de Enero de Dos mil siete.

La Junta Directiva

Cúcuta y Táriba unidas por la amistad y la música

24/11/06
El evento fue iniciado con las interpretaciones de la Estudiantina Nazaret- Fundación Cultural Táriba, en la foto algunos de sus integrantesEl Presidente del Club Torbes, Sr. Humberto Ruiz, acompañado del Vicepresidente, Dr. Alvaro Moros, presenta el acto
Intervención del Cónsul de 1ª de Venezuela en Cúcuta, Lic. Edith Jesús Guerrero Lugo, interviene en el acto.
La "Tuna Bonita" de Corponor, Cúcuta

Los Tambores de la Universidad de Pamplona
Entrega de Reconocimientos al Cónsul y a las agrupaciones participantes
Entre los asistentes al acto el Director y Subdirectoras del Liceo Luis Lopez Mendez
El Poeta Sideral Ruben Darío Becerra Roa intervino con una "Oda a Cúcuta"

Homenaje a "los Melódicos"

10/11/06

El Poeta Sideral, Ruben Darío Becerra Roa, recibe un reconocimiento por su "Semblanza de Los melódicos", expuesta en la noche de "Homenaje a Los melódicos. Entregan la Prof. Telly González, Secretaria, y el Sr. Humberto Ruiz, Presidente del Club Torbes.

El Sr. Humberto Ruiz con el CD que contiene la entrega Nº 100 de "Los Melódicos"

El Grupo de Danzas MAYARIT recibe un reconocimiento por su participación, con parejas de baile, en la Noche del Homenaje a "Los Melódicos"
El representante de Renato Capriles, Sr. Perez Belisario recibe el Reconocimiento a la "Orquesta Los Melódicos", entrega el prof. Carlos Nieto, Socio del Club Torbes, rodeado de Directivos y Socios.

Carnet de Socio

Se ha iniciado el Operativo de Carnetización de los Socios establecido en el Artículo 17 de los Estatutos el cual reza "A los Socios se les proveerá de un Carnet que los identifique como tales".


Las fotos, preferiblemente en traje formal, se toman en la sede del Club los Viernes a las 8 pm.
El proceso es gratuito en su totalidad.

Acercamiento Institucional con Policía Municipal de Cárdenas

Como parte de su filosofía organizacional de acercamiento a las Instituciones de Táriba, la Directiva del Club Torbes cedió sus instalaciones para una actividad social de la Policía Municipal de Cárdenas, que congratulaba a varios de sus miembros en su cumpleaños.

Junta Directiva 2006-2008

Presidente
Humberto Ruiz
Vicepresidente
Alvaro Moros
Secretaria
Telly Gonzalez
Tesorero
Tirso Sánchez V.
Vocal
Alfonso Medina
Suplentes
Pablo Noguera
Rodolfo Chacón
Nerza de Márquez
Edmundo Casanova
José Angulo
Comisarios
Antonio Carrero
Samuel Pérez

Informe de la Junta Directiva

INTERVENCIÓN DEL SEÑOR RAUL IGNACIO MANTILLA VARELA, PRESIDENTE DE LA JUNTA DIRECTIVA DEL CLUB TORBES, A MANERA DE INFORME DE GESTION EN LA ASAMBLEA DEL 12 DE SEPTIEMBRE DE 2006.

Es obligación estatutaria presentar un informe a la Asamblea General Ordinaria, pero he creído conveniente hacerlo de manera muy esquemática y concisa para no alargarlo innecesariamente.

Permítanme que en primer lugar exprese mi agradecimiento a la Divina Providencia, y en especial a Nuestra Señora de la Consolación, por habernos permitido llegar al momento de la entrega con salud, satisfacción por el deber cumplido y en paz con nuestras conciencias.

Durante la gestión que hoy se cierra la Directiva que me correspondió presidir dedicó un esfuerzo importante a la organización y saneamiento de las obligaciones legales del Club. Así, entregamos al día con el Seniat, al día con las obligaciones de la venta de Licores y al día con la municipalidad.

Lo anterior no fue accidental. La Junta Directiva se propuso desde el primer momento acrecentar el prestigio y la imagen de seriedad de la Institución, y para ello era importante cumplir con esos aspectos. Mientras ese proceso de consolidación se adelantaba, evitamos en lo posible caer en la tentación de generar recursos mediante el mecanismo de venta de acciones a nuevos socios, a tal punto que durante nuestra gestión solo ingresaron 3 nuevos socios.

La orientación de una adecuada política administrativa y financiera, tuvo entre sus principales objetivos presentar una imagen de Institución solvente, y eso se logró. Quisimos también mostrarnos como una entidad Honesta y Responsable, y esa es la imagen que se tiene. Nos propusimos actuar con mesura, con medida, sin imprudencias, y así ha sido. Desde el primer día asumimos el compromiso pensando en la continuidad, en entregar la administración en las mejores condiciones a quienes vinieran después de nosotros, sin trámites pendientes y con fondos. Así estamos entregando.

Al mismo tiempo, con la mayor austeridad, se han mantenido en decoroso estado las instalaciones físicas y su dotación. El Club está bonito señores, hay cosas por hacer pero para las reparaciones mayores hubiese sido necesario buscar cuotas extraordinarias y no consideramos oportuno hacerlo.

Durante nuestra gestión, se continuó con la tradición de ser hospitalarios con las Instituciones de la ciudad. Por eso se han realizado aquí las Sesiones del 15 de Agosto y otras actividades de la Alcaldía y de las Ferias, hemos atendido a diferentes instituciones y realizado eventos públicos, en el mismo estilo que se ha hecho casi podríamos decir que desde siempre.

Hemos visto, por señalar solo algunos eventos, Cursos Vacacionales, expedición de mas de 400 Certificados Médicos para conducir (dándole cierta prioridad a los socios), el Seminario del Ministerio de Sanidad, Exposiciones, Conferencias, Tertulias y muchos mas. El Club ha cumplido así con su rol de Institución útil para nuestra querida Táriba.

Se continuó y mejoró con la política de alquilar las instalaciones para celebraciones privadas, cuidando que los pagos los hiciera directamente en el banco quien contratara, y asegurando que se hiciera la limpieza y mantenimiento al finalizar. Al combinar eso con la mejor atención se logró una fuente de ingreso que ha sido fundamental para nuestros logros. Es importante destacar que durante nuestro período de acción no se presentó ningún problema de orden público o agresiones durante las actividades realizadas durante los alquileres de los salones del club.

Hubo también cosas que no salieron como hubiésemos querido. Sufrimos las consecuencias de una baja de visitas y de solicitudes de alquileres en la época del paro petrolero, pero nos superamos después. Hemos lamentado y aun nos duele que a los eventos del Club los socios no se hacen presentes, ojala que eso cambie. Para la vida del Club no hay mejor estímulo que la presencia del socio. Reconocemos que nos entristecía ver solo unas 15 personas en actos del Día de la Madre o Paraduras de Niño. Por eso hubo que reducir al mínimo ese tipo de eventos, y evitar gastar dinero que se perdería.

También nos tocó aplazar por dos veces la realización de la Asamblea Ordinaria para elegir autoridades. Esto tuvo varias causas. En primer lugar que los Estatutos solo permiten una convocatoria el 12 de Septiembre y una reconvocatoria si no hay Quorum. No hay mas alternativas. En el 2004, la Asamblea quedaba prácticamente en medio del Revocatorio y de las elecciones de Alcalde. En aquel momento recibimos sugerencias de varios socios acerca de la inconveniencia de efectuar nuestras elecciones en ese ambiente, y nos pareció lo mas acertado suspender.

Y en el 2005, poco antes de la fecha de la Asamblea, el Contador informó por escrito que un accidente técnico en la Computadora de la oficina le impedía presentar los estados financieros a los revisores, y que necesitaba varias semanas para volver a procesar los comprobantes. Nos tocó suspender. Nosotros hemos pensado que sería conveniente revisar los estatutos para mejorar esa parte, y tal vez otras que también puedan ser perfectibles, pero eso escapa a nuestras facultades y corresponde es a la Asamblea General. Quizá sea conveniente designar una Comisión para mejorar o actualizar los estatutos, pero creo que no debería ser una directiva que está entregando quien lo proponga, debe salir de los socios en general.

Continuando con otros aspectos de nuestra gestión, informo a ustedes que durante este tiempo se realizaron 61 reuniones formales de la Junta Directiva, cada una respaldada por el Acta respectiva, lo que da un promedio de 15 reuniones anuales. Sin contar con la constante preocupación y visita, a toda hora y fecha de los directivos. Y aquí debo destacar el esfuerzo del Sr. Humberto Ruiz nuestro Tesorero. Casi que no tengo que decirlo, quienes visitan el Club son los mejores testigos de su constante presencia y preocupación. En nombre de esta Directiva expreso una efusiva palabra de agradecimiento y a la vez de felicitación para Humberto.

También informo que la nueva directiva recibirá un Ante-proyecto para modernizar los servicios sanitarios de nuestras instalaciones. Es una idea ambiciosa y por tanto algo costosa pero es viable, quizá tenga que hacerse en dos etapas.

Para dar una idea acerca de las adquisiciones y gastos, además de los pagos naturales de Luz, Agua, Impuestos Municipales, sobre la Renta y Licores, Personal, y otros comunes, informo a Uds. la adquisición de un equipo de reproducción de DVD con Karaoke, un nuevo Arbol de Navidad con sus adornos e instalaciones, una Cámara Fotográfica, Extintores de Incendios, Equipo de Ozono para purificar el agua (que está por instalar),

Regulador de Voltaje para el televisor Gigante, Herramientas menores, 2 Teléfonos, uno de ellos inalámbrico, y se pagaron la remodelación del Baño de Caballeros, el Cambio de la instalación eléctrica y la tapiceria de los muebles.

Hemos cumplido también en momentos dolorosos. Nos correspondió acompañar en su tránsito vital a varios socios. En tales ocasiones la Directiva envió la correspondiente representación a las exequias, elaboró los acuerdos en términos a la vez protocolares y humanos, izó a media asta nuestra bandera como lo señalan los estatutos. En fin cumplimos con los que se fueron antes que nosotros y con sus familiares. Un recuerdo en honor a la amistad de los amigos que el señor llamó.

Asimismo estuvimos presentes en los Actos Cívicos y en los eventos en que la presencia de la representación de nuestro Club fue solicitada.

Evitamos de la manera mas cuidadosa la deliberación política dentro de nuestra sede. Nuestra actuación fue totalmente imparcial y para nada relacionada con el debate político que se pueda presentar en el país. En las ocasiones, muy pocas por cierto, que alguien se paseó por esos caminos, hicimos la intervención amigable y respetuosa y nunca hubo algo que lamentar en estos casos.

También nos hicimos presentes en Internet. En la zona de la barra están pegados los avisos con la dirección electrónica www.clubtorbes.blogspot.com que se puede visitar como Uds. sabrán, desde cualquier lugar del mundo y en la que se puede observar la Galería de Fundadores, el Acta fundacional y diferentes avisos e informaciones. Esto se le agradece al Lic. José Ernesto Becerra Golindano cuyo trabajo no le costó un solo bolívar al Club.

También quiero agradecer a nuestra secretaria, Telly González, quien con el mayor cuidado y la mejor dedicación llevó al día el libro de Actas, herramienta fundamental de nuestra vida institucional. Agradezco también al Vicepresidente, Dr. Omar Ontiveros, quien aportó el consejo oportuno y apropiado, especialmente en su condición de jurista, cuya utilidad resulta invalorable. Finalmente, agradezco al Sr. Agustín Romero, administrador del Club, quien desde hace unos cuantos años ha realizado diferentes y variadísimas acciones en pro de la buena marcha de la Institución.

Expresamos como norte de nuestra actuación que las acciones y decisiones administrativas que nos correspondió tomar, fueron las mas convenientes para tener una sede donde estimular los vínculos de amistad, solidaridad y estimación, y en general laborar por la sociabilidad, la diversión, y el progreso propio y colectivo, fines del Club expresados en el Artículo 4º de los Estatutos. Con ese criterio hemos trabajado y corresponde a la asamblea aprobar o improbar nuestra gestión.

Muchas gracias.